Cuencos tibetanos

 

Desde  hace  años  sentía  una  atracción  por  los  cuencos  tibetanos,  (también  conocidos  como  cuencos  cantores)  sin  embargo,  no  fue  hasta  que  puse  por  primera  vez  un  pie  en  el  continente  asiático,  que  pude  conocerlos  de  primera  mano.  Fue  en  Asia,  donde  desarrollé  todas  las  terapias  alternativas  que  conozco,  y  fue  de  la  mano  de  uno  de  los  maestros  que  tuve  que  lo  integré  en  mí,  formando  hoy  día  parte  de  mi  esencia,  regresando  a  ella.

Tras  varios  años  recorriendo  Asia,  Pacífico  y  Oriente  Medio  sin  interrupción  alguna,  busqué  formación  en  terapia  del  sonido,  y  tuve  la  suerte  de  dar  con  dos  maestros  en  las  vibraciones  armónicas,  en  cuencos  tibetanos  y  cantos  armónicos.

En  Palmabalance  puedes  disfrutar  de  una  sesión  individual  o  grupal,  tu  eliges  lo  que  necesitas  en  cada  momento.  Sea  cual  sea  la  opción  que  sientas,  será  una  experiencia  única  que  te  invito  a  descubrir. 

Sesión grupal/ Concierto de cuencos tibetanos, Gong & Rei:

Cada  concierto  de  vibraciones  armónicas  es  único:  las  personas  que  me  acompañáis  (hayáis  venido  anteriormente  o  sea  la  primera  vez)  os  encontráis  en  otro  estado,  el  grupo  que  se  genera  es  diferente,  así  como  las  energías  y  vibraciones  que  creamos  entre  todos.

Me  gusta  poder  estar  a  tu  lado,  mirarte  a  los  ojos  y  saber  cómo  ha  ido  tu  experiencia,  abrazarnos,  reír  y/o  llorar,  liberar,  soltar  para  recargarte  de  la  energía  recibida  y  poder  continuar  tu  proceso  día  tras  día  integrando  las  sensaciones  que  aportan  las  vibraciones  y  sonido  armónicos.

Agradecida  siempre  a  todas  las  personas  que  me  acompañáis,  por  la  confianza  que  depositada  en  mí  para  estar  a  tu  lado  en  este  momento

Sesión individual:

En  un  concierto,  se  combina  la  vibración  de  cada  asistente,  trabajando  sobre  el  conjunto.  Sin  embargo,  en  una  sesión  individual,  nos  focalizamos  exclusivamente  en  la  persona  que  lo  recibe.  La  vibración  y  el  sonido  de  los  cuencos,  trabajan  sobre  el  cuerpo  energético  y  áurico,  equilibrándolo  a  través  de  cada  uno  de  los  chakras,  y  físicamente  nuestra  estructura  ósea,  nuestra  columna  vertebral  y  a  cada  célula  de  nuestro  cuerpo  para  establecer  la  perfecta  armonía.

Sobre los cuencos tibetanos o cantores:

La  terapia  de  sonido  se  basa  en  el  principio  de  resonancia,  por  el  cual  una  vibración  más  intensa  y  armónica  contagia  a  otra  más  débil,  disonante  o  no  saludable.  Esta  terapia  aplicada  con  cuencos  tibetanos  tiene  un  efecto  curativo  y  relajante  que,  según  la  musicoterapia,  aporta  una  sensación  de  unidad  cuerpo,  mente  y  espíritu,  proporcionando  bienestar,  equilibrio  energético  y  una  gran  paz  interior.

Los  cuencos  cantores  producen  una  gama  de  sonidos  armónicos  o  sobretonos  y  tienen  una  sonoridad  que  perdura  por  largo  tiempo  expandiéndose  por  todo  el  ambiente,  cambiando  la  vibración  de  su  entorno,  limpiando,  activando  y  armonizando.

La  vibración  y  el  sonido  de  los  cuencos,  trabajan  sobre  nuestro  cuerpo  energético  y  áurico,  equilibrándolo  a  través  de  cada  uno  de  los  chakras,  y  físicamente  nuestra  estructura  ósea,  nuestra  columna  vertebral  y  a  cada  célula  de  nuestro  cuerpo  para  establecer  la  perfecta  armonía.

Los  cuencos,  nos  conectan  a  través  del  sonido,  la  vibración,  con  nosotros  mismos  y  con  el Universo  alineándonos  en  perfecta  armonía.

Beneficios  de  esta  terapia:

  • Equilibra  el  cuerpo  físico,  emocional,  mental  y  espiritual.
  • Elimina  contracturas  musculares.
  • Ayuda  a  superar  desequilibrios  psicológicos.
  • Controla  los  estados  de  ansiedad,  depresión,  estrés,  insomnio  e  hiperactividad.
  • Aumenta  nuestra  energía,  la  creatividad,  la  concentración  y  la  capacidad  de  acción.
  • Limpia  y  recarga  energéticamente  nuestros  chakras.
  • Facilita  la  meditación.
  • Mejora  la  capacidad  para  adquirir  un  estado  de  relajación  profunda.
  • Ayuda  a  la  estabilidad  mental  y  emocional.
  • Refuerza  el  sistema  inmunológico.
  • Armoniza  las  células  del  cuerpo.
  • Aumenta  la  autoconfianza.
  • Enraizamos  nuestro  ser  con  el  Universo...
  •  Ayuda  a  la  evolución  espiritual  del  ser  haciendo  que  se  remuevan  los  antiguos  patrones  y  haciendo  florecer  los  nuevos.
  • Nos  permite  expresar  nuestras  emociones,  incluso  las  más  profundas  y  desconocidas  para  uno  mismo. 

 

Sobre el Gong:

Utilizado  hace  miles  de  años  por  el  hombre  destaca  principalmente  en  rituales  o  ceremonias  de  carácter  trascendental,  como  nacimientos,  muertes,  celebraciones  importantes,  en  el  cual  el  ser  humano  cambia  de  un  estado  de  vida  a  otro.

El  gong  genera  un  nuevo  estado  energético,  elimina  los  bloques  y  acelera  los  procesos  de  curación  del  cuerpo.  Durante  el  baño  de  gong  el  cuerpo  llega  a  un  estado  de  relajación  profunda  que  alivia  las  tensiones  donde  la  respiración  se  vuelve  profunda  y  consciente.

¿Tienes alguna pregunta? No dudes en hacérmelo saber.

Namasté.

 

Mamen